Crimen oculto: el alcance de la trata humana

Existe una línea nacional de ayuda para las víctimas de trata humana: 1-888-373-7888.

Existe un vínculo muy estrecho entre las personas desaparecidas y las víctimas de trata humana, según los expertos.

Y es que si la persona que abandonó el hogar o fue desalojado necesita un lugar donde estar, cariño o hasta qué comer puede ser manipulado fácilmente por un traficante.

“Hay una estadística que usamos mucho. Si alguien está viviendo en la calle por 48 horas un traficante va a venir para manipularlo. Si tiene alguna vulnerabilidad, necesita algo, este traficante va a usarlo como parte de su forma de manipular”, destacó Annie Morris, administradora de casos del Salvation Army.

Explicó que la trata sexual inicia tan pronto como en la adolescencia, 12-14 años, mientras que la laboral puede llegar hasta los 60. “La mayoría de las personas con las que trabajamos son mujeres, pero también tenemos hombres. Es diferente para cada persona”, agregó.

En Estados Unidos se calcula que unas 10,949 personas son sometidos a la trata humana. De esos 275 se han registrado en Pensilvania, 224 en Nueva Jersey y 42 en Delaware.

“En el centro de Filadelfia servimos como a 100 mujeres, pero tenemos casa en Kensington solo para 10. En otro programa en Montgomery County servimos a 50”, destacó Morris al tiempo que explicó que la mayor ayuda que necesitan las victimas es a nivel emocional.

Una esclava sexual en Filadelfia, por ejemplo, debe generar $1000 por noche y si no llega a esa cantidad, para entregársela a su traficante, se expone a castigos como “violación, cero comidas por un día y hasta golpes”. Y en muchas ocasiones ni un centavo de esa ganancia llega a la víctima.

Los afectados llegan a este punto a través de extraños, por las redes sociales o hasta por juegos electrónicos, pero no es raro que también lo hagan por medio de familiares, amigos o hasta exparejas. “Hablamos de los ciclos de abuso. Por ejemplo, puede ser generacional, una madre trabajando en la trata humana usualmente hace a su hija parte del proceso. También la chica que el novio le dio drogas, le tomó fotos desnuda y luego la amenaza que si no hace lo que quiere revela las fotos”.

La trata humana no es solo sexual, también recae en el ámbito laboral y ahí es que se ven afectados, mayormente, los inmigrantes indocumentados.

Brenda Nogales, portavoz de Nationalities Service Center, explicó que “mucha gente es inducida a venir a Estados Unidos o a venir a trabajar con mentiras, por la fuerza o bajo amenazas. Son forzados a trabajar largas horas, sin buena paga y sus patronos les retienen los documentos y los amenazan con inmigración”.

Entre los afectados figuran inmigrantes “de México, Guatemala y Honduras, son la mayoría”.

“Muchos no reportan el tráfico humano porque no se identifican como que están siendo traficados. Como es algo ilegal no saben que existe ayuda”, agregó.

Si sospechas que alguien está siendo víctima de trata humana o si eres tú mismo puedes llamar a la línea nacional 1-888-373-7888.

Contáctanos