Joven de NJ acusado de masacre de Nochevieja será juzgado como adulto

NUEVA YORK -- El joven de 16 años de Nueva Jersey que supuestamente disparó y mató a sus padres, su hermana y una amiga de la familia en la víspera de Año Nuevo hace dos años durante un crimen atroz que desde entonces ha confundido a los investigadores y al público, ha sido acusado de cuatro cargos de asesinato en primer grado, anunciaron los fiscales el viernes.

Scott Kologi, quien ahora tiene 18 años de edad, será juzgado como adulto por los asesinatos del 31 de diciembre de 2017 de su madre, padre, hermana y una amiga de la familia, a quienes los fiscales del condado de Monmouth se refirieron como "abuela" en un comunicado. La medida se produce después de que un juez otorgó la moción de los fiscales a principios de esta semana para trasladar el caso de Kologi del tribunal de familia para que pudiera ser procesado como adulto.

Un abogado de Kologi, Richard Lomurro, le dijo a nuestra cadena hermana News 4 que él y su cliente comparecerían ante el tribunal el miércoles para declararse inocentes. Lomurro dijo que el equipo legal de Kologi estaba decepcionado porque el juez otorgó la moción de los fiscales para sacar el caso del tribunal de menores, haciendo referencia a un proceso fuertemente litigado que incluye informes de expertos "extensos" y testimonios. Pero agregó que la decisión del juez no fue inusual, dado que era un joven de 16 años acusado de un crimen violento.

Kologi, de Long Branch, enfrenta una sentencia mínima de 30 años en prisión estatal sin libertad condicional por cada uno de los cuatro cargos de asesinato en primer grado.

Supuestamente, el joven le disparó a las cuatro víctimas que vivían en la casa varias veces: Steven y Linda Kologi, de 44 y 42 años respectivamente, Brittany Kologi, de 18 años, y Mary Schultz, de 70 años. Nunca se ha revelado un motivo.

Los fiscales inicialmente dijeron que Kologi supuestamente fue de habitación en habitación en busca de sus víctimas. Un hermano, abuelo y otro amigo de la familia escucharon los disparos y escaparon ilesos.

Los fiscales han dicho que el fusil semiautomático utilizado en los asesinatos era propiedad legal de alguien en el hogar, pero no han proporcionado otros detalles.

Contáctanos