Nicolás Maduro

Nicolás Maduro recibe la primera dosis de la vacuna rusa contra el COVID-19

El gobierno venezolano informó sobre un acuerdo por 10 millones de vacunas con Rusia pero solo han llegado 100,000 dosis. 

Telemundo

El gobernante venezolano Nicolás Maduro, y su esposa, la también diputada Cilia Flores, recibieron este sábado la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra el COVID-19. 

"Mi primera dosis, estoy vacunado", dijo Maduro en un video difundido por el canal Telesur que transmitió el momento de la vacunación del presidente y su esposa. 

Más de Telemundopr.com

Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

El mandatario se vacunó luego de que, según aseguró, fuera aplicado al personal médico el 60% del fármaco ruso que llegó al país el pasado 13 de febrero en un avión de la estatal venezolana Conviasa. 

Maduro expresó su confianza y "fe" en esta vacuna y reiteró que el próximo lunes se comenzarán a aplicar las 500,000 vacunas chinas Sinopharm que ya están en el país y que se suministra, a diferencia de la rusa, en una sola dosis. 

Según ha explicado Maduro, entre los sectores priorizados para la vacunación se encuentra el personal de salud, las autoridades gubernamentales, los diputados, los cuerpos de seguridad y las personas vulnerables o con condiciones de morbilidad. 

Venezuela y Rusia firmaron un contrato para el suministro de 10 millones de dosis de la vacuna Sputnik V, cuya eficacia es del 91.6%.

El gobierno venezolano ha informado sobre un acuerdo por 10 millones de vacunas con Rusia pero hasta la fecha al país solo han llegado 100,000 dosis. 

Del acuerdo con China no se conocen detalles, pero Venezuela ya cuenta con 500,000 dosis, una noticia que el Gobierno se ha atribuido como un logro en medio de las sanciones económicas que le han impedido a acceder a recursos en Estados Unidos y Reino Unido. 

Unos 60 dólares en efectivo deberán pagar los viajeros que vuelen a Venezuela. El gobierno informa que ese pago equivale a una prueba de COVID-19, y deberá efectuarse sin importar si lleva una prueba negativa de su país de procedencia.

El mandatario espera que la vacunación masiva de la población empiece en abril, aunque este viernes denunció que diez países, sin señalarlos explícitamente, están acaparando las vacunas y que además hay problemas con la producción de las mismas. 

"Yo había calculado abril como el mes para la expansión de la vacunación, ojalá la cumplamos, porque hay problemas en la producción ... y las vacunas en el mundo están siendo acaparadas por apenas 10 países, están acaparando el 90% de las vacunas, entonces es clave la prevención", sostuvo el mandatario venezolano. 

Contáctanos