Coronavirus en EEUU

Estudio indica que mensajes de texto serían claves para incentivar la vacunación contra COVID-19

Los hallazgos sugieren que los recordatorios, como un texto, pueden ayudar a aumentar las vacunas en todos los grupos demográficos, incluso entre los grupos que dudan.

Telemundo

Los recordatorios de mensajes de texto son una forma eficiente de aumentar con éxito la cantidad de personas que reciben la vacuna COVID-19, según un estudio dirigido por UCLA publicado este lunes.

Los textos simples que enfatizan la fácil disponibilidad de las vacunas COVID-19 son efectivos para alentar a los que se resisten a recibir la vacuna, según los hallazgos de los investigadores de la Facultad de Medicina David Geffen de UCLA, la Facultad de Administración Anderson de UCLA y la Universidad Carnegie Mellon. 

Más de Telemundopr.com

Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

Los hallazgos sugieren que los empujones conductuales discretos, como un texto, pueden ayudar a aumentar las vacunas en todos los grupos demográficos, incluso entre los grupos que dudan.

“Descubrimos que los mensajes de texto que enfatizaban la accesibilidad de la vacuna y que incluían lenguaje de propiedad, como que la vacuna ya está disponible para usted y reclame su dosis hoy, aumentaron significativamente la aceptación de la vacuna'', dijo el Dr. Daniel Croymans , médico de atención primaria de UCLA Health, director médico de calidad y autor principal del estudio.

Hay ciertas excepciones que permiten a los empleados negarse a recibir la vacuna.

Los investigadores analizaron datos de dos ensayos de control aleatorio con pacientes de UCLA Health, la mayoría de ellos mayores de 65 años, que fueron elegibles para la vacuna COVID-19 en enero y febrero. En el primer ensayo, alrededor de 93,000 participantes que inicialmente habían sido notificados de su elegibilidad para la vacuna recibieron uno de los cuatro tipos de mensajes de texto o ningún recordatorio de texto.

A quienes recibieron recordatorios por mensaje de texto también se les envió un enlace directo a una página que les permitía programar una cita de vacunación.

Las tasas de citas dentro de los seis días posteriores al envío de los mensajes de texto fueron casi el doble entre los que los recibieron en comparación con los que no, una diferencia del 13.2% y el 7.2%. Las tasas de vacunación también se mantuvieron más altas un mes después de los recordatorios de texto en 17.56% versus 13.89%.

Aunque también se enviaron diferentes tipos de mensajes de texto y videos, los investigadores encontraron que solo agregar un lenguaje de propiedad a los mensajes de texto traía un aumento adicional en las tasas de citas y vacunación, en comparación con los mensajes de texto sin ese idioma. Agregar videos informativos a los textos no produjo un efecto detectable en el comportamiento de los pacientes; de hecho, pocos de ellos hicieron clic en el enlace del video.

En el segundo ensayo, más de 67,000 personas que no programaron una cita después de recibir el primer recordatorio se dividieron en dos grupos.

Investigadores señala que quienes se contagiaron de COVID-19 solo necesitaría una dosis de la vacuna.

Ocho días después del primer recordatorio de texto, a un grupo se le envió un segundo recordatorio y al otro grupo no.

Los investigadores encontraron que aquellos que recibieron el segundo recordatorio tenían un 1.65% más de probabilidades que el otro grupo de programar una cita para su primera dosis en los seis días posteriores a la recepción del mensaje de texto. También tenían un 1.06% más de probabilidades de seguir adelante y recibir la vacuna, aunque muchos en el grupo inicialmente se mostraron reacios a recibir la vacuna.

“Un simple recordatorio, que es rentable, podría impulsar a las personas a programar su cita'', dijo la coautora principal Silvia Saccardo, profesora asistente en el Departamento de Ciencias Sociales y de la Decisión de la Universidad Carnegie Mellon. “Programar la primera dosis fue la barrera más grande. Una vez programada, la gente fue a la cita y luego regresó para su segunda dosis”.

Saccardo dijo que los recordatorios de texto son herramientas efectivas y económicas para motivar a las personas de todos los grupos demográficos a recibir la vacuna, lo cual es particularmente importante con la variante Delta altamente contagiosa que se abre camino en todo el mundo.

Durante la pandemia, y con la reapertura, expertos recomiendan a los padres reestablecer el control de vacunas de sus hijos.

Los hallazgos del estudio sobre la efectividad de los recordatorios de texto también pueden ayudar a los profesionales de la salud de otras maneras, anotó Croymans.

“Podríamos usarlos para alentar a los pacientes a hacerse exámenes de detección de cáncer colorrectal o para conectarlos con educadores de salud para mejorar los resultados en afecciones crónicas, como la diabetes”, dijo. “Es una herramienta potencial que podría ayudar a los médicos a ayudar a sus pacientes a evitar enfermedades graves o complicaciones que podrían haberse prevenido”.

Los hallazgos del estudio fueron  evaluados por otros colegas antes de ser publicados en la revista Nature.

Contáctanos