Roberto Cortés revela qué ocultaron para calmarlo