El avión 'fantasma' y el misterio de la 'tercera persona'