ISIS-K

Contraataque de EEUU a ISIS-K: mueren dos miembros de alto perfil y otro resulta herido

"Eran planificadores y facilitadores de ISIS-K", explicó el portavoz del Pentágono.

Telemundo

WASHINGTON - Actuando rápidamente sobre la promesa del presidente Joe Biden de tomar represalias por el mortal atentado suicida en el aeropuerto de Kabul, el ejército de Estados Unidos dijo que mató a dos miembros de la filial del grupo terrorista ISIS en Afganistán con un ataque con drones en el bastión oriental del grupo.

El ataque del sábado se produjo en medio de lo que la Casa Blanca denominó indicaciones de que ISIS planeaba atacar de nuevo cuando la evacuación del aeropuerto de Kabul liderada por Estados Unidos llegaba a sus últimos días. Biden ha fijado el martes como fecha límite para completar la salida.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

"Fue una sola misión sobre estos objetivos y, a medida que las evaluaciones y la información fluyeron con el tiempo, pudimos reconocer que otro también murió y otro resultó herido", dijo el portavoz del Pentágono, John Kirby, en una sesión informativa del Departamento de Defensa el sábado.

Kirby agregó que no se han reportado muerte de civiles en el ataque.

"Eran planificadores y facilitadores de ISIS-K y esa es una razón suficiente por sí sola. No hablaré sobre los detalles de estas personas y cuáles podrían ser sus roles específicos", dijo Kirby. Añadió: "Tenemos la capacidad y los medios para traspasar el horizonte las capacidades antiterroristas y vamos a defendernos".

Se negó a identificar a los muertos, pero dijo que Estados Unidos sabía quiénes eran.

Funcionarios dijeron a nuestra cadena hermana NBC News, que el ataque fue llevado a cabo por un avión no tripulado MQ-9 Reaper y municiones que fueron seleccionadas por su precisión y con el fin de minimizar las bajas civiles.

El ataque tuvo lugar en la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán, donde ISIS-K tenía una gran presencia hace varios años antes de ser expulsado en gran parte por el ejército afgano y los talibanes.

El ataque aéreo cumplió la promesa que el presidente Joe Biden hizo a la nación el jueves cuando dijo que los perpetradores del ataque no podrían esconderse. “Te perseguiremos y te haremos pagar”, dijo. Los líderes del Pentágono dijeron a los periodistas el viernes que estaban preparados para cualquier acción de represalia que ordenara el presidente.

Randy Serrano tiene la información.

"Tenemos opciones allí en este momento", dijo el mayor general Hank Taylor, del Estado Mayor Conjunto del Pentágono.

Al prometer atacar a los extremistas que mataron a 13 estadounidenses y decenas de afganos, el presidente Joe Biden ahora enfrenta la realidad de encontrarlos y atacarlos en un país inestable sin equipos militares y de inteligencia estadounidenses en el terreno y sin la ayuda de un gobierno amigo en Kabul.

QUIÉNES SON ISIS-K, LOS PRESUNTOS RESPONSABLES DEL ATAQUE EN KABUL

ISIS K ha reclamado responsabilidades mortales en los últimos años, tales como el ataque en "wedding hall" en Kabul 2019 y el viernes se atribuyeron la responsabilidad del ataque al aeropuerto de Kabul.

ISIS K se encuentra en la provincia de Khorasan. Es una rama autoproclamada del Estado Islámico de Irak, y de Levant en Asia y Asia Central.

Se convirtió en parte de ISIS cuando el exlíder de ISIS Abu Bakr al-Baghdadi se nombró a sí mismo el Khalifa Islámico. Como resultado, ISIS K se convierte en parte de la gran Khalifa.

La mayoría de las tierras de Khorasan se encuentran en el este de Irán, pero la parte iraní nunca fue testigo de ningún ataque.

Khorasan ISIS está compuesto por exlíderes de Al-Qaeda que están trabajando activamente en Siria y algunos otros jóvenes combatientes.

Existe un vínculo entre esas dos brigadas ISIS y la brigada Elnora (brigada Al-Qaeda), activa en Siria.

POSIBILIDAD DE OTRO ATENTADO

El viernes se advirtió al presidente que esperaba otro ataque letal en los últimos días de una frenética evacuación liderada por Estados Unidos. La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que el equipo de seguridad nacional de Biden ofrecía una perspectiva sombría.

"Avisaron al presidente y al vicepresidente que es probable que se produzca otro ataque terrorista en Kabul, pero que están tomando medidas de protección con la fuerza máxima en el aeropuerto de Kabul", dijo Psaki, haciéndose eco de lo que el Pentágono ha estado diciendo desde el atentado del jueves en el aeropuerto de Kabul que empujó a la Casa Blanca a una crisis más profunda por una conclusión caótica y mortal de una guerra que comenzó hace casi 20 años.

El viernes por la noche, el Departamento de Estado volvió a instar a los estadounidenses a mantenerse alejados de las puertas de los aeropuertos, incluida "la nueva puerta del Ministerio del Interior".

REVELAN DETALLES DEL SANGRIENTO ATENTADO

Un día después surgieron pocos detalles nuevos sobre el ataque, pero el Pentágono corrigió su informe inicial de atentados suicidas en dos lugares. Dijo que solo había uno, en o cerca de Abbey Gate, seguido de disparos.

El informe inicial de un segundo atentado en el cercano hotel Baron resultó ser falso, dijo el mayor general Hank Taylor del Estado Mayor Conjunto del Pentágono; atribuyó el error a la confusión inicial.

Los atentados dejaron decenas de muertos. Para ver más de Telemundo, visita https://www.nbc.com/networks/telemundo

Según una evaluación preliminar, los funcionarios estadounidenses creen que el chaleco suicida utilizado en el ataque, que mató al menos a 169 afganos además de los 13 estadounidenses, llevaba alrededor de 25 libras de explosivos y estaba cargado de metralla, dijo el viernes un funcionario estadounidense.

Una bomba suicida generalmente lleva de cinco a diez libras de explosivos, dijo el funcionario, quien habló bajo condición de anonimato para discutir las evaluaciones preliminares del atentado.

El Cuerpo de Marines dijo que 11 de los 13 estadounidenses muertos eran marines. Uno era un marinero de la Armada y el otro un soldado del Ejército.

Randy Serrano tiene la información.

Sus nombres no han sido publicados hasta que se notifique a sus familias, un proceso a veces largo que, según el portavoz del Pentágono, John Kirby, implica "conversaciones difíciles".

Aún así, comenzaban a surgir detalles tristes de los asesinados. Un infante de marina de Wyoming estaba en su primera gira en Afganistán y su esposa está esperando un bebé en tres semanas; otro era un hombre de 20 años de Missouri cuyo padre estaba devastado por la pérdida. Un tercero, un joven de 20 años de Texas, se había unido a las fuerzas armadas después de la escuela secundaria.

Biden ordenó que las banderas de Estados Unidos se distribuyeran a media asta en todo el país en honor a los 13.

Tiene una sola pista y miles quieren huir de los talibanes en medio de ataques y amenazas.

Fueron los primeros miembros del servicio estadounidense asesinados en Afganistán desde febrero de 2020, el mes en que la administración Trump llegó a un acuerdo con los talibanes que pedía al grupo militante que detuviera los ataques contra los estadounidenses a cambio de un acuerdo de EEUU para eliminar a todas las tropas y contratistas estadounidenses para mayo de 2021. Biden anunció en abril que tendría todas las fuerzas fuera para septiembre.

Contáctanos