Demandan al gobernador por Oficina Central de Reconstrucción

Representante considera que sería utilizada para esconder la impunidad de la corrupción

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    No es el camino recorrido, es el que falta por recorrer
    Archivo

    El portavoz del Partido Popular Democrático (PPD) en la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández informó el jueves que, radicó una demanda contra el gobernador, Ricardo Rosselló, solicitando al Tribunal que declare inconstitucional la Orden Ejecutiva que crea la Oficina Central de Reconstrucción de Puerto Rico.

    Explicó que en la demanda, el legislador de la Pava además solicitó que se emita un interdicto preliminar al gobernador para que suspenda de manera temporal la implementación de dicha Orden Ejecutiva (OE-2017-65) hasta que se resuelva la controversia.

    “No podemos permitir que en medio del escándalo de Whitefish la respuesta del Ejecutivo sea la creación de un cuarto oscuro donde se oculte la impunidad de la corrupción gubernamental. Después del reclamo a gritos por transparencia en los foros locales como internacionales, es una total contradicción que la nueva entidad (cuarto oscuro) creada mediante decreto sea eximida unilateralmente por el Ejecutivo de la política pública de auditorías, rendición de cuentas, y de presentar informes”, sentenció Hernández Montañez en declaraciones escritas.

    “Esta orden ejecutiva básicamente adopta por mandato unilateral el grueso de las funciones contempladas en los proyectos de ley bajo consideración legislativa, de los cuales ya fue descargado y derrotado en votación unánime en el Senado, y que la Cámara de Representantes no le dará paso. Nosotros no podemos permitir que esto ocurra ya que esta Orden Ejecutiva ignora el poder conferido en la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico a la Asamblea Legislativa para crear, definir y suprimir agencias en la Rama Ejecutiva”, manifestó el portavoz.

    Del mismo modo, Hernández Montañez argumentó en la demanda que la Orden Ejecutiva alega fundamentarse en un artículo de la Ley 20 del 10 de abril del 2017 que le concede al Gobernador ciertos poderes extraordinarios en casos de situaciones de emergencia o desastre, más sin embargo, esa propia ley no le concede al Gobernador la facultad de crear una nueva unidad gubernamental que reúna bajo la dirección de una sola persona tantos poderes, inmune a los procesos de fiscalización.

    “Esta demanda busca detener esta afrenta contra la democracia por parte de un Gobernador que se ha asignado a sí mismo el poder absoluto para hacer y deshacer sin ser fiscalizado ni contar con la transparencia que reclama el Pueblo”, puntualizó Hernández Montañez al tiempo que aseguró que “se ve a todas luces una intención de la Rama Ejecutiva de repartir contratos a conocidos bajo la excusa de la situación de emergencia.”