En aumento el abandono de mascotas en la Isla