Trasiego de drogas podría ser móvil de masacre en Comerío