Estudiantes de varios países llegaron listos para ayudar