Informe: funcionarios rusos "celebraron" triunfo de Trump

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Agencias de inteligencia, seguros de ciberataque

    Más que un hackeo, fue un ataque sin precedentes, según el director nacional de inteligencia. (Publicado jueves 5 de enero de 2017)

    Un alto funcionario de inteligencia estadounidense, con conocimiento directo sobre el tema del ciberespionaje y las elecciones de Estados Unidos, confirmó a NBC News que el informe sobre la piratería rusa entregado al presidente Obama el jueves dice que la inteligencia estadounidense capturó a altos funcionarios rusos celebrando la victoria de Donald Trump.

    La fuente describió la celebración, informada por primera vez por el diario The Washington Post, como una parte menor del informe general de inteligencia, lo que hace que el caso de que Rusia haya intervenido en las elecciones.

    "La información ilustra la planificación del gobierno ruso y la dirección de una campaña multifacética de Moscú para socavar la integridad del sistema político estadounidense", dijo el funcionario.

    La fuente también observó, sin embargo, que las interceptaciones de comunicación son vistas con cautela porque están sujetas a interpretación.

    El titular de la Comisión de Servicios Armados del Senado advirtió el jueves que "todos los estadounidenses deben estar alarmados" por la injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales del 2016, mientras diversos legisladores interpelaron a los jefes de inteligencia sobre las ciberamenazas que se ciernen sobre el país.

    "No cabe duda de que este comité se reúne hoy por primera vez en esta sesión legislativa, en los momentos posteriores a un ataque sin precedente contra nuestra democracia", dijo el senador republicano John McCain.

    Las agencias de espionaje estiman que Rusia se infiltró en los sistemas electrónicos estadounidenses para ayudar al republicano Donald Trump contra la demócrata Hillary Clinton.

    El presidente Barack Obama recibió el jueves un informe de las agencias de seguridad sobre la intrusión de gobiernos extranjeros en el proceso electoral. Mientras que Trump se reunirá este viernes con los responsables de la CIA, el FBI y la DNI para conocer detalles sobre el espionaje ruso.

    Por su parte el director de la Inteligencia Nacional (DNI) de EE.UU., James Clapper, reafirmó que Rusia llevó a cabo ciberataques para tratar de interferir en las elecciones presidenciales de noviembre y adelantó que la semana próxima se publicará un documento con información desclasificada al respecto.

    Clapper compareció en la audiencia en el Comité de Servicios Armados del Senado sobre esos ciberataques atribuidos a Rusia y cuyo objetivo fue, según la inteligencia estadounidense, ayudar al republicano Donald Trump a ganar las elecciones presidenciales.

    Rusia ha negado su implicación y Trump, ahora presidente electo, también ha puesto en duda las conclusiones de las agencia de espionaje de EE.UU.

    Según subrayó Clapper durante la audiencia, la comunidad de inteligencia sostiene ahora "con mayor firmeza" que en octubre, cuando divulgó sus primeras conclusiones al respecto, que Rusia quiso interferir en las elecciones no solo con ciberataques, sino con una estrategia "multifacética" que incluyó también propaganda y desinformación.

    El jefe de la DNI no entró a valorar si la injerencia rusa influyó en el resultado de las elecciones, ganadas por Trump frente a su rival demócrata, Hillary Clinton, y tampoco dijo si las acciones rusas fueron un "acto de guerra" al ser preguntado por los senadores.

    Clapper, el subsecretario de Defensa para Inteligencia, Marcel Lettre, y el director de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), Mike Rogers, entregaron una declaración conjunta al comité en la que afirman que Rusia es un "actor cibernético" que representa una "amenaza importante" para el Gobierno y la infraestructura militar, diplomática y comercial de EE.UU.

    "Evaluamos que solo funcionarios del más alto rango en Rusia pudieron haber autorizado los recientes robos y revelaciones centrados en la elección (en EE.UU.)", aseguran en la declaración.

    El Gobierno del presidente saliente de EE.UU., Barack Obama, impuso la semana pasada sanciones diplomáticas y económicas a Rusia en represalia por los ciberataques.

    Según publicó este miércoles el diario The Wall Street Journal, Trump, quien asumirá la Presidencia el 20 de enero, tiene intención de reformar los servicios secretos del país ante la creencia de que algunas agencias están sobredimensionadas o politizadas.