asesinada

“La apuñaló en los ojos y el pecho”: acusan a asesino de la muerte de madre hispana en Florida

La mujer que había desaparecido hace varios días de su casa en Sunrise murió luego que presuntamente el hombre con el que salía la apuñaló con un destornillador en el pecho y en los ojos.

Telemundo

MIAMI, Florida - Un asesino convicto fue arrestado este domingo en relación a la muerte de una madre hispana que había sido reportada como desaparecida hace varias semanas en Sunrise, en el sur de Florida.

Eric Pierson, de 54 años, salió de prisión el año pasado tras cumplir una larga condena por el homicidio de una joven en 1993. Ahora enfrenta cargos de asesinato en primer grado por la muerte de Érika Verdecia, cuyo cuerpo fue encontrado en un canal cerca de Fort Lauderdale.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

La policía de Sunrise dijo que Pierson confesó haber apuñalado cuatro veces con un destornillador a la madre soltera, dos en el pecho y una en cada ojo, todo ocurrió el 25 de septiembre.

Erika Verdecia, de 33 años, era madre de una niña de 7 años y fue vista por última vez el 24 de septiembre cuando salía de su casa. Una cámara de vigilancia captó el momento en que la hispana caminaba en frente de su vivienda en Sunrise.

ESCALOFRIANTES CRÍMENES DE PIERSON

En 1985, Pierson fue condenado a 18 años de cárcel (de los cuales cumplió cuatro en prisión) tras irrumpir en una casa y degollar a una mujer. Por ese crimen fue acusado de intento de asesinato en primer grado y luego salió en libertad condicional.

Pero años después estuvo involucrado en otro macabro asesinato. Pierson recuperó la libertad en septiembre del 2020, después de cumplir 27 años de una sentencia de 40 años por la paliza, estrangulamiento y asesinato en 1993 de Kristina Whitaker, de 17 años, cuya muerte ayudó a impulsar condenas de prisión más largas. En ese momento, se declaró culpable de asesinato en segundo grado.

El hombre logró salir de la cárcel luego de un cambio en las leyes de Florida que permitía la libertad condicional para los convictos que cumplieran al menos el 85% de sus sentencias.

En una conferencia de prensa, el forense del condado Teton, Brent Blue, dijo que creen que Petito murió tres o cuatro semanas antes de que su cuerpo fuera hallado el 19 de septiembre cerca del Parque Nacional Grand Teton.

DESESPERADO CLAMOR DE LA FAMILIA DE LA VÍCTIMA

La familia de la víctima no sale del asombro y dicen que lo más doloroso es explicarle a la hija de Érika que su madre no volverá.

"Solo quiero justicia para mi hermana", dijo Lynette Agosto. "Mi hermana no se merecía esto en absoluto. No merecía morir así".

Por su parte, la madre de la víctima, Carmen Verdecia, dijo que al principio la policía no reportaba su desaparición. Luego de “3,4,5,6 días la policía me dijo que podía estar en cualquier parte. No, esto no es lo que haría mi hija ", acotaba la madre de Verdecia entre lágrimas.

La familia de la madre hispana dice que fueron ellos quienes descubrieron que Erika fue vista con Pierson y fue en ese momento que la policía finalmente denunció su desaparición.

Como toda una princesa es como recuerdan a la joven Miya Marcano en su servicio fúnebre que se está llevando a cabo en el condado Broward al sur del estado.

La familia de Verdecia había reportado su desaparición el 27 de septiembre, tres días después de que se fue de casa y nunca regresó. Su madre se acercó a sus amigos en las redes sociales y una dijo que había visto a Verdecia con un hombre "mugriento" en una tienda de sándwiches y le dijo que se llamaba Eric Pierson.

Carmen Verdecia buscó el nombre del Eric Pierson en Internet y se horrorizó al ver historias en los periódicos sobre su historial delictivo. "Me volví loca", recuerda. “Le dije (a la policía) que vieron a mi hija con un asesino. Y luego empezaron a buscarla. Pero fue demasiado tarde."

"¿Cómo está de bien el sistema de justicia?" La policía no quiso denunciar su desaparición, pero tienen un asesino en la calle ”, apuntó Carmen Verdecia.

MACABROS DETALLES DE LA CONFESIÓN

La policía de Sunrise admitió que vieron e interrogaron a la madre hispana y a Pierson juntos durante una parada de tráfico el 25 de septiembre, pero que no les pareció que corría peligro.

"Ella era la pasajera en la camioneta de Pierson y no parecía estar en peligro", ha alegado la policía.

Sin embargo, Pierson les dijo después a los detectives que ese fue el día en que la mató.

Cuando la policía se puso en contacto con Pierson nuevamente el 4 de octubre, este les dijo a los investigadores que Verdecia se había alejado cuando se detuvo para cargar gasolina poco después de la parada de tráfico. Dijo que nunca volvió a verla. Pero el video de vigilancia muestra que la pareja había estado en la estación de servicio antes de la parada de tráfico, advierte la policía.

Tras ser interrogado nuevamente, Pierson les dejó registrar su camioneta y encontraron sangre dentro. Su novia más tarde llamó a la policía para decirle que él había mirado el canal detrás de su casa y dicho: "Maldita sea, esa perra apesta". Ella le dijo a la policía que él también había expresado: "Si no encuentran un cuerpo, no tienen un caso".

Horas después de dicho incidente el cuerpo de la madre hispana Erika Verdecia fue encontrado en un canal cercano a la casa del sospechoso.

Contáctanos