De terror: ignora pistas y halla a su ex presuntamente viviendo en su ático

La mujer, quien tiene una orden de protección por abuso contra el sospechoso, admitió haber tenido un presentimiento que alguien estaba en su casa.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Alega hallar a su exnovio viviendo en su ático

    El hombre de 31 años, identificado como Cary Cocuzzi, presuntamente estaba viviendo en el ático de su exnovia en Pittsburgh. (Publicado miércoles 24 de abril de 2019)

    Una mujer en Pensilvania dice que su vida jamás volverá a ser la misma después de descubrir que su exnovio había estado viviendo en su ático tras varias semanas ignorando varias “señales”.  

    "Siento que esto me va a afectar por el resto de mi vida", afirma la mujer, cuyo nombre no será revelado en interés de proteger su identidad.  

    Autoridades locales en Pittsburgh indicaron que la mujer encontró al sospechoso, identificado como Cary Cocuzzi, en su habitación el sábado. Cocuzzi, de 31 años, presuntamente procedió a agarrar a la mujer y le cubrió la boca con su mano. Pero ella logró apartarse y salió corriendo gritando. Unos seis vecinos llamaron al 911.

    Al llegar a la vivienda, autoridades encontraron a Cocuzzi escondido. Según ellos, admitió haber estado entrando y saliendo de la casa porque no tenía un hogar donde quedarse.

    La mujer, quien tiene una orden de protección por abuso contra el sospechoso, admitió haber tenido un presentimiento que alguien estaba en su casa.

    "Tenía una intuición al respecto, pero lo ignoré, lo puse a un lado. No quería parecer paranoica, pero debí haber confiado en mis instintos porque tenía razón", dijo la presunta víctima.

    Según ella, la primera señal era que el asiento del inodoro se había quedado abierto. "Nadie en mi casa usa el baño de esa manera y yo no había recibido visitas, así que pensé, Dios mío, este hombre está en mi casa, esto es muy extraño".

    La segunda pista fue una cobija que encontró en un rincón del ático en su casa. "Sabía que esa manta no había estado allí antes, lo sabía. ¿Pero qué podía hacer? Ya tenía la orden de protección contra él. Y no puedo llamar a la policía y decir que hay una cobija en mi ático".

    Por ahora la mujer asegura estar aliviada de que sus dos hijas no se encontraban en la casa al momento del suceso, pero a la vez dice sentirse increíblemente violada y preocupada por lo que sucederá cuando Cocuzzi salga de la cárcel.

    Cocuzzi enfrenta cargos de robo con escalamiento.