Miramar

“Voy a morir con este dolor”: madre de chofer hispano que falleció tras ser tomado como rehén de ladrones

Frank Ordóñez, de 27 años, murió baleado en un enfrentamiento a tiros entre decenas de policías y los presuntos ladrones en el sur de Florida.

Telemundo

MIAMI, Florida - Familiares y amigos, junto a la madre de Frank Ordóñez, el chofer del camión de UPS que murió en medio de un enfrentamiento a tiros entre ladrones armados y policías en Miramar, realizaron una vigilia en memoria del joven fallecido hace dos años después de una persecución policial en la que murieron tres personas.

Los sospechosos, dos primos de 41 años identificados como Lamar Alexander y Ronnie Jerome Hill, murieron baleados junto con el joven Frank Ordóñez y otro automovilista que esperaba en una intersección transitada cuando las autoridades llegaron y comenzaron a disparar desde detrás de los vehículos de transeúntes inocentes.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

Todo empezó cuando los presuntos ladrones de una joyería lo tomaron como rehén durante una impresionante persecución de la policía desde Miami-Dade hasta Broward, y en la que la policía fue cuestionada fuertemente después de acribillarlo a tiros cuando el camión se quedó atorado en el tránsito.

“Recuerdo momento a momento lo que pasó, es que fue algo tanto, que yo creo que nunca, que yo me voy a morir con este dolor", dijo Lucy Apolinario, madre de Frank Ordóñez. "Es un dolor que no me lo van a quitar, pensar en los momentos duros que el vivió aquí", agregó.

La madre de la joven víctima dijo que en lo que le reste de vida visitará el lugar en el que falleció para "recordarlo a él, recordar los momentos que vivió, los momentos de desesperación, de angustia”.

Con solo 15 años, la hermana de Ordóñez no podía creer lo que sucedió. Las imágenes que conmocionaron a todo el sur de la Florida se originaron en una joyería de Coral Gables.

Genevieve Merino, hermana de Frank Ordóñez, tiene todo muy fresco en su mente. “Yo me acuerdo ese día. Yo estaba en la casa y yo vi a mi mamá llorando, y ella pegó un grito tan fuerte, tan fuerte, y se tiró al piso y mi papá la estuvo que coger y yo mirando todo esto y yo digo, me siento como si estuviera en una película, porque esto solo pasa en las películas".

El chofer de UPS asesinado en la persecución policial que culminó con una balacera en Miramar.

Según la investigación, el joven de 27 años se encontraba trabajando cuando dos ladrones armados tomaron su camión y se lo llevaron como rehén. Así comenzó una larga persecución que finalizó cuando en Miramar Parkway y Flamingo Road, los ladrones terminaron atascados en el tráfico y se enfrentaron a tiros a las autoridades. Ordóñez murió en la balacera entre policías y ladrones.

Joe Merino, padrastro de Frank Ordóñez recuerda que "había mucha mala información, mala información que estaba aquí que estaba allá, que estaba vivo, que estaba muerto, no se sabía y eso al ser humano, de no saber si estaba vivo o estaba muerto fue muy difícil".

Inmersos en su profundo dolor, aunque cansados de esperar respuestas esta noche la familia del joven prefirió no dar detalles de la demanda presentada en 2020 contra media docena de agencias policiales. Hoy, solo piden a Dios que se haga justicia.

“Y pedirle a Dios solamente que sea me diga cuál es el propósito cuál es el propósito por el cual mi hijo se tuvo que ir así.”

Contáctanos