inmigracion

Proponen nueva regla que cambiaría cómo se procesan reclamos de asilo en EEUU

Departamento de Seguridad Nacional y Departamento de Justicia afirman que, de ser aprobada la reglamentación, el proceso de asilo sería más rápido y eficiente.

WASHINGTON, D.C. – El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) propusieron este miércoles un reglamento que enmendaría la normativa vigente en torno a la tramitación de solicitudes de asilo.

De ser aprobada y adoptada, los oficiales de asilo del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) tendrían la autoridad de escuchar y decidir los reclamos de asilo, la retención de deportación y sobre la protección de la Convención contra la Tortura (CAT, por sus siglas en inglés) para las personas que reciben una determinación positiva de miedo creíble.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

Estos casos se asignan actualmente a los jueces de inmigración dentro de la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración del DOJ.

Según el proceso propuesto, una persona que establece un temor creíble de deportación será remitida a un oficial de asilo de USCIS para una audiencia sobre las solicitudes de protección. El oficial de asilo estará autorizado para adjudicar en primera instancia las solicitudes de asilo, así como la elegibilidad ya sea para la retención legal de la expulsión o para la retención o aplazamiento de la expulsión en virtud de la Convención contra la Tortura.

Si un caso es denegado, la persona puede solicitar una revisión administrativa por parte de un juez de inmigración bajo un proceso simplificado, con más apelaciones administrativas disponibles a través de la Junta de Apelaciones de Inmigración.

La regla también propone una revisión de los criterios aplicables a las concesiones de libertad condicional antes de la determinación de temor creíble. La propuesta permitiría al DHS otorgar libertad condicional cuando “la detención no esté disponible o sea impracticable”, además de los criterios existentes que involucran emergencias médicas y objetivos de aplicación de la ley.

Además, la regla se aplicaría a las personas que son colocadas en el proceso de remoción acelerada en o después de la fecha de vigencia de la regla final.

Cabe señalar que La regla no se aplicaría a los niños no acompañados ni a las personas que ya residen en los Estados Unidos. Los detalles para enviar comentarios públicos se pueden encontrar en el aviso que DHS publicará próximamente.

“Estos cambios propuestos mejorarán significativamente la capacidad del DHS y el DOJ para considerar de manera más rápida y eficiente las solicitudes de asilo de las personas encontradas en la frontera o cerca de ella, al tiempo que garantizan la justicia fundamental”, dijo el secretario de DHS, Alejandro N. Mayorkas.

Por su parte, el Procurador General Merrick Garland sostuvo que “esta regla reducirá el número de casos en nuestros tribunales de inmigración y protegerá los derechos de quienes huyen de la persecución y la violencia”.

De acuerdo con ambos departamentos, la regla propuesta tiene como objetivo comenzar a reemplazar el sistema actual por uno mejor y más eficiente para adjudicar reclamos de protección de manera justa y rápida para evitar retrasos como los que hay en la actualidad.

Contáctanos