Paquete de infraestuctura

Viviendas a precios bajos, financiación, y créditos fiscales: las nuevas ayudas que propone Biden

El plan de viviendas del presidente Joe Biden forma parte de su paquete de infraestructura, el cual debe ser aprobado por el Congreso.

Telemundo

WASHINGTON DC - El presidente Joe Biden propuso este miércoles un plan que producirá, preservará y modernizará más de dos millones de unidades de vivienda asequibles y creará empleos "bien remunerados", siempre que el Congreso lo apruebe.

La Casa Blanca anunció en un comunicado esta propuesta que estaría incluida en el Plan de Infraestructuras -- que el gobierno federal negocia con los republicanos -- y que pretende combinar $213,000 millones en financiación directa y más de $100,000 millones en créditos fiscales para modernizar casas.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

Este programa, de acuerdo con la oficina presidencial, incluye más de 500,000 viviendas nuevas y rehabilitadas para compradores y propietarios de viviendas de ingresos bajos y moderados.

"Estas inversiones crearían y mantendrían cientos de miles de empleos bien remunerados" aseguró la Casa Blanca, quien también aprovechó para subrayar que la mayor parte de estos empleos no requerirían un título universitario y podrían ser sindicados.

SIGUEN LAS NEGOCIACIONES Y LOS CAMBIOS PARA EL PLAN DE INFRAESTRUCTURAS

La oficina presidencial hizo público su plan de vivienda en medio de las negociaciones sobre el programa de infraestructuras que mantienen demócratas y republicanos, y que está aún muy lejos de un acuerdo.

Y eso pese a que Biden accedió a recortarlo de $2.25 billones a $1.7 billones, haciendo caso a las peticiones de los republicanos.

Los republicanos siguen considerando excesivo el plan demócrata y critican que incluya cuestiones no estrictamente relacionadas con la infraestructura.

Son varios los programas.

LA PROPUESTA REPUBLICANA PARA MEJORAR LA INFRAESTRUCTURA DE ESTADOS UNIDOS

Proponen una inversión más reducida, de $568,000 millones, centrada en lo que consideran infraestructura tradicionales como puentes, carreteras o aeropuertos.

Para Biden y los demócratas, sin embargo, la propuesta republicana se queda corta para las necesidades del país, e insisten en incluir inversiones para adaptar el tejido económico ante los desafíos de la crisis climática, como exenciones fiscales para vehículos eléctricos y la formación de trabajadores.

Por otro lado, los republicanos critican que el plan de Biden sea financiado a partir una subida de impuestos para las grandes empresas, para las que elevaría el impuesto de sociedades del 21% actual al 28%.

Para hacer valer su débil mayoría en el Senado (51-50), contando con el voto de la vicepresidenta Kamala Harris, los demócratas tienen que usar un mecanismo legislativo, conocido como "reconciliación", que les permite aprobar de manera excepcional proyectos relacionados con el presupuesto por mayoría simple.

Contáctanos