La verdad detrás de los mitos sobre el ejercicio

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Retiran del mercado "tinas" para bebés
    Shutterstock

    Para que el ejercicio físico que haces realmente ayude a tu figura y a tu salud, tienes que saber qué de todo lo que se dice sobre la gimnasia es verdad y qué es mentira. Algunos de los mitos más extendidos están en esta lista: Mito: cuando sudas, pierdes grasa. Verdad: cuando sudas, es que el cuerpo está tratando de mantener estable su temperatura eliminando agua. No tiene nada que ver con la grasa o las calorías que pierdes. Mito: sin dolor, no hay ganancia. Verdad: el dolor muscular es lógico cuando empiezas a ejercitar, pero si persiste o lo notas en las articulaciones, huesos o ligamentos, no lo estás haciendo bien. Deja el ejercicio y consulta con un médico. Mito: hay un tipo de ejercicio mejor que otros. Verdad: no hay uno superior a todo lo demás. Hay rutinas más adecuadas para cada persona, y lo ideal es que varíes el tipo de ejercicio para resultados más integrales. Mito: puedes enfocarte en una parte del cuerpo y adelgazarla con ejercicio. Verdad: si engordas o adelgazas, lo harás en todo el cuerpo. De hecho, la parte del cuerpo en la que más grasas acumulas, es la última que verás adelgazar con el ejercicio, así que tienes que ocuparte de lo general para tener resultados localizados. Mito: con el ejercicio siempre se pierde peso. Verdad: podrías volverte más delgada sin perder peso. Con el ejercicio quemas grasa y desarrollas músculo, que es mucho más denso (tiene más peso en el mismo espacio), por lo que estás mejorando tu salud y tu figura aunque la balanza no muestre cambios. Mito: el ejercicio no me da resultado porque nací para ser gorda, como toda mi familia. Verdad: nadie nació con huesos grandes o con la gordura marcada en el ADN. Lo más probable es que hayas aprendido en la familia hábitos de alimentación poco saludables y no los cambies porque los consideras normales. Cuando cambies tu alimentación, verás la diferencia que hace el ejercicio. Mito: puedo comer lo que sea, me basta con ejercitar para perder peso. Verdad: si tu nutrición es mala e ingieres muchas calorías, no es demasiado lo que el ejercicio puede hacer por ti. Recuerda que la combinación correcta es el ejercicio constante, la dieta saludable y el buen descanso. Fuentes: WebMD.com - Sandi Berger, preparadora física, creadora de Life By Design Fitness