Raymond Arrieta, Miguel Moales y Juan Hernández llevan alegría al Oncológico