OMS declara emergencia global por el Zika

El Comité decidió una acción urgente contra esta amenaza a la salud pública

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Lo que preocupa a las autoridades sanitarias es el auge de los casos de esta malformación infantil y su relación con el virus, no el virus en sí mismo.

    El Comité de Emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió este lunes que el brote del virus del Zika, que afecta eminentemente al continente americano, es una emergencia sanitaria de alcance internacional.

    Los expertos temen que el virus se esté diseminando rápidamente y cada vez a más lugares, con consecuencias devastadoras.

    El Comité, reunido desde las 13:00 hora local en Ginebra, Suiza, no encontró justificación de salud pública para hacer restricciones de viajes o del comercio a fin de evitar la propagación del virus y a la vez que apuntan a que actualmente las medidas de protección más importantes son el control de las poblaciones de mosquitos.

    La directora general de la OMS, Margaret Chan, dijo que los expertos coincidieron en que aunque científicamente no se ha demostrado una relación causal entre el virus durante el embarazo y los casos de microcefalia, se sospecha fuertemente que la hay.

    Aunque Chan expresó que no hay una prueba definitiva de que el virus del Zika es responsable de los defectos de nacimiento, reconoció el jueves que "el nivel de alarma es extremadamente alto".

    Los expertos también consideraron los patrones de la reciente propagación y la amplia distribución geográfica de las especies de mosquitos que pueden transmitir el Zika.

    La falta de vacunas, pruebas de diagnóstico rápidas y fiables, y ausencia de inmunidad de la población en los países recientemente afectados, son una causa de preocupación.

    El tema más esperado es saber la opinión del Comité respecto a si sugiere restringir los viajes de las mujeres gestantes a las zonas afectadas o no; e incluso si, como han hecho algunos países, recomiendan a las féminas evitar quedarse embarazadas.

    El Comité lo forman una veintena de expertos virólogos, epidemiólogos, neurólogos y otras disciplinas que tengan competencia en la discusión sobre el actual brote de Zika, y sobre todo, sobre la supuesta relación con la aparición de casos de microcefalia.

    De hecho, lo que preocupa realmente a las autoridades sanitarias es el auge de los casos de esta malformación infantil y su relación con el virus, no el virus en sí mismo, dado que en el 75% de los casos no provoca síntomas y en el resto tiene efectos muy limitados.

    La decisión de convocar el Comité la tomó la semana pasada Chan tras detectar "el explosivo" crecimiento de los casos de Zika, pero sobre todo la posible relación con la microcefalia.

    Según la OMS, el virus está ahora presente en 24 países y territorios y en Brasil, donde primero surgieron los casos y el más afectado por la epidemia, ya que se han contabilizado un millón y medio de casos y hay 4,180 bebés nacidos con microcefalia.

    OMS alerta sobre propagación explosiva del virus del Zika

    OMS alerta sobre propagación explosiva del virus del Zika
    El virus del Zika fue detectado inicialmente en 1947 y durante décadas provocaba sólo una leve enfermedad. Randy Serrano tiene más detalles. (Publicado jueves 28 de enero de 2016)

    A excepción de Brasil, ningún otro de los países afectados en el continente americano ha detectado hasta ahora esa relación, pero ello puede deberse a que las malformaciones sean intrauterinas y no se detecten hasta el nacimiento.

    De hecho, hubo una epidemia de Zika en la Polinesia francesa en 2013 y ahora, retrospectivamente, se están llevando a cabo estudios que apuntarían al hecho de que sí que hubo casos de microcefalia y de casos de bebés nacidos con el síndrome de Guillain-Barré, una condición que ataca el sistema inmunitario y el sistema nervioso y a veces causa parálisis.

    La OMS estima que el virus, que es transmitido por el mosquito Aedes Aegypti, puede infectar hasta cuatro millones de personas en toda la región.

    Por ahora no existe ni vacuna ni tratamiento contra un virus que fue descubierto en la década de 1950 en el bosque Zika, de Uganda.