Mujer relata el calvario de niña que fue prostituida por sus padres

Mujer relata el calvario de niña que fue prostituida por sus padres

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El juicio contra los padres de una menor y el taxista que abusó de ella, comenzó con el testimonio de la dueña de un hogar de crianza del Departamento de la Familia. (Published viernes 6 de noviembre de 2015)

    En la tarde de hoy se realizó la vista preliminar del primer caso de trata humana radicado en Puerto Rico. En el mismo fueron imputados una pareja y un taxista de prostituir a una menor.

    Se alega que Tania Figueroa Pagán prostituía a su hija junto a su esposo, y padrastro de la menor, Kenneth Martínez Báez y que los hechos ocurrieron entre el 2013 y 2015. Presuntamente el principal cliente era el taxista Jesús Manuel Pereira Camacho, quien fue extraditado desde Texas.

    Hoy testificó Gladys Rosario Bermúdez, propietaria de un hogar de crianza del Departamento de la Familia en el que residió la menor por nueve meses. La mujer relató que la niña le contó que su padrastro abusaba de ella.

    Al cuestionarle cómo era el abuso la niña respondió señalando hacia el ano, “él me “untaba” una cremita de las que le ponen a los bebés”. Esto se daba alegadamente para penetrar a la menor.

    La pareja ofrecieron la menor al taxista y este la trasportó hasta un sector llamado “El Mangó”, donde también tuvo sexo anal con la niña. Según la menor narró a Rosario Bermúdez, cada vez que el taxista sostenía relaciones con ella le pagaba de uno a tres dólares, pero al llegar a su hogar su madre se los quitaba. La víctima no pudo precisar en cuantas ocasiones fue forzada a estar con Pereira Camacho.

    El próximo testimonio será el de la trabajadora social María Oquendo Delgado

    “Usualmente los testigos que prestan este tipo de declaración se les toma una declaración jurada especificando de lo que ellos tienen conocimiento, ella no la tiene por lo que nos resulta un poquito extraño”, señaló, por su parte, la abogada de los imputados, Carol Rodríguez.