Denuncian que empresario impide acceso a Cueva del Indio

Alegan que empleados "acechan" a los visitantes para que paguen.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Residentes del Barrio Islote de Arecibo denunciaron el jueves que desde que el empresario José González Freire, presidente de “Panamerican Grains” adquirió los terrenos donde ubica el palmar al lado de la reserva de la Cueva del Indio, se está cobrando cuatro dólares por el estacionamiento y tres por persona para entrar al área de la cueva.

    “Cuando uno trata de entrar a la cueva un tal ‘Miguel’, que es empleado, se pasa intimidando a las personas para que no puedan entrar si no usan su estacionamiento y pagan. Cuando uno logra entrar, dando una vuelta bien larga y casi por el agua, viene otro de los empleados que desconocemos su nombre nos persigue y acecha por toda la cueva”, denunció en un comunicado, Rosario Feliciano González.

    Señaló que González Freire compró los terrenos donde ubica el “Gasolina Beach Club” y donde se levanta la estatua de Cristóbal Colón. Desde entonces éste ha ido adquiriendo propiedades y fincas por todo el Barrio Islote.

    Feliciano González expresó que el miércoles, 16 de marzo, por segunda semana consecutiva, los residentes se organizaron para manifestarse en la carretera PR-681 y orientar a los visitantes que tienen el derecho al acceso la cueva sin pagar. Los manifestantes decidieron entrar a la cueva por donde siempre han tenido acceso y que ahora “Gasolina” pretende impedir.

    “Las leyes y reglamentos nos dan el derecho a tener acceso a la cueva por donde siempre hemos entrado sin pagar un centavo, exigimos al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) y a la Junta de Planificación que delimiten la reserva natural de la Cueva del Indio y garanticen un acceso a la comunidad libre de costos”, declaró por su parte, Carlos García Berríos.

    Los residentes denunciaron que los empleados de González Freire con actitudes amenazantes y sumamente agresivas, supuestamente intentan intimidar a las personas. En una de las manifestaciones un empleado tiró una bolsa de cemento en la entrada y con un “blower” dirigidos a los manifestantes sopló todo el polvorín.

    “Responsabilizamos a González Freire de la conducta hostil de sus empleados. Si se creen que nos van a intimidar con sus mercenarios, se equivoca, Arecibo tiene cultura de lucha y esta situación no será la excepción, pues haremos valer nuestros derechos que son los derechos de todo el pueblo”, puntualizó García Berríos.

    Por otro lado, Feliciano González denunció que “el otro empleado que usa uniforme de camisa anaranjada, aunque no sabemos su nombre lo tenemos identificado, me amenazó gritándome que si yo fuera hombre me partiría la cara. Lo más insólito de toda esta situación es que la Policía de Puerto Rico, lejos de proteger nuestros derechos como residentes del Barrio Islote que exigimos acceso a una de nuestras más preciadas reservas naturales, han acudido a proteger los intereses de González Freire y sus secuaces”.