Mujer lidera la bomba puertorriqueña

Mujer lidera la bomba puertorriqueña

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    San Juan, 16 sep (EFE), (Imagen: Jorge J. Muñiz Ortiz) - La puertorriqueña Marién Torres se posiciona como la principal representante del baile autóctono de la bomba, género musical al que contribuye un disco que la distingue como la primera mujer en la isla en dirigir una producción dedicada al ritmo caribeño.

    Torres, gestora y directora del Taller Tambuyé -palabra que significa tocador del tambor en creole-, contó hoy en entrevista con la Agencia EFE que desde hace 12 años ofrece clases de bomba, entre otros tipos de baile, y actualmente educa a 250 personas.

    Indudablemente su trayectoria es clave, incluso también su trayectoria musical en la que ha acumulado experiencia también como bailadora, músico, coreógrafa y cantante, por eso fue que a los 34 años, decidió publicar el disco "Tambuyé", lo que la convirtió en la primera fémina de la Isla en dirigir una producción dedicada exclusivamente a la bomba.

    integrantes del grupo musical y taller educativo Tambuyé.
    (En la foto: Integrantes del grupo musical y taller educativo Tambuyé)

    "Quería actualizar la música de un disco de bomba, pues notaba que la mayoría de los temas que se incluían en los álbumes de otras agrupaciones eran de otra época y no de nuestra actualidad", sostuvo Torres sobre la producción que incluye los ritmos del sicá, cuembé, yubá, holandés y seis corrido.

    Torres comenzó a componer canciones originales y que hablan de temas sociales como el lamento, el amor, la protesta, de pérdida, así como de "rescatar lo perdido desde la década del 90 al siglo XXI".

    La bomba, el género musical más antiguo de Puerto Rico, se remonta a los tiempos de los esclavos africanos que se diseminaron por el Caribe tras la revolución haitiana a finales del siglo XVIII y que llegaron a Puerto Rico por el oeste de la isla.

    La historia apunta a que, con sus bailes en torno al tambor, los africanos esclavizados celebraban bautismos y uniones e incluso planeaban rebeliones, en festejos que sólo estaban permitidos los domingos y los días de fiestas de la Iglesia.


    (En la foto, Marién Torres (en el tambor), fundadora y directora del grupo Tambuyé)

    Este género se caracteriza por que la persona que ocupa el centro del batey (zona de baile) es quien marca la percusión con sus gestos durante el baile.

    Torres explicó que comenzó a interesarse a bailar bomba a sus 18 años tras acudir a un festival del género caribeño en la Universidad de Puerto Rico, donde se presentaba el grupo musical Plenibom, dirigido por Norma Salazar, con quien empezó a bailar posteriormente.

    Sin embargo, se movió a otra agrupación, Bombazo de Puerto Rico, dirigido por el profesor José Emmanuelli Náter, cuyo grupo fue el primero, según detalló Torres, que se desligó de danzar con la ropa tradicional de la bomba, completamente blanca y que incluye una falda larga para las mujeres.

    "Esto provocó un movimiento bien grande sin restarle importancia a los grupos conocidos de aquel entonces", recordó Torres, quien recientemente participó en un espectáculo del rapero puertorriqueño Tego Calderón en el Coliseo de Puerto Rico José M. Agrelot de San Juan bailando junto a la hija menor del cantante, Paz Esperanza.

    Torres formó después junto a un grupo de treinta mujeres un grupo para aprender a tocar los barriles de bomba y a su vez continuar con su práctica del baile del ritmo.

    Dijo que sintió bastante rechazo y crítica de parte de los tocadores y bailadores de bomba al verla o a una de sus compañeras manifestándose con sus manos sobre el instrumento de percusión, reacción temporal, ya que provocó después curiosidad entre el colectivo masculino..

    "Para ellos era un tabú y hasta una falta de respeto que una mujer tocara algún barril de bomba, pero entonces después las mentes fueron cambiando. Fue un proceso genuino y a la vez positivo de que hubiese esa transformación", subrayó la joven músico.