Musulmanes inician el asombroso rito en La Meca