SAN JUAN, Puerto Rico (CyberNews) - El presidente de la Unión General de Trabajadores (UGT), Manuel Perfecto Torres, dijo sentirse preocupado por la forma y manera en que se está desarrollando el proceso de la digitalización de los record médicos, lo cual llevará a todo el sistema de la industria de la salud en Puerto Rico a insertarse en el proyecto de record médico electrónico.

"Tenemos serias dudas sobre la forma y manera en que las oficinas de médicos, hospitales, laboratorios y hasta farmacias están entrando en negociaciones para beneficiarse del dinero que el Gobierno Federal está asignando para el Proyecto de Récord Médico Electrónico, como parte de una Ley Federal.  Es sabido que su adopción trae incentivos para que la industria médica implemente debidamente el mismo y los cuales pueden alcanzar hasta una cantidad desde $26,000 dólares en efectivo vía Medicare y hasta $63,750 dólares en efectivo vía Medicaid, para cada médico y hasta $6 millones para una institución hospitalaria.  No ha estado claro la suerte que corren los empleados de las oficinas médicas, hospitales, laboratorios y farmacias, ya que han aparecido un gran número de empresas que ofrecen esos servicios.  Hay gran confusión con el futuro de los empleados que día a día corren las oficinas médicas.  Sabemos que en muchos casos se les está negando un re-adiestramiento para poder operar el nuevo sistema, a los empleados hay que prepararlos según estipula la ley federal", señaló el presidente de la UGT.

El líder sindical advirtió a los ejecutivos de la industria médica que es necesario contar con el personal que actualmente trabaja en el sistema, ya que son ellos los que contactan de primera mano a los pacientes que en todo caso son sus clientes.

"Hemos encontrado que se está contratando personal que en muchos casos no tienen la experiencia tan siquiera sobre el tema de record médico electrónico.  Estos individuos llegan a las oficinas médicas y no han podido entender la dinámica de lo complicado de un expediente médico.  Esto no es simplemente vender una computadora y un "scanner", es mucho más que eso.  Nos parece que la orientación a nuestros empleados es importante y por ende la protección de su empleo.  Aquí hay una  gran oportunidad de crecer en el campo profesional, sin embargo la orientación que hemos escuchado es todo lo contrario.  Las compañías que llegan a las  oficinas médicas tratan de vender sus servicios como uno que reducirá empleos y eso no es cierto.  El manejo de un expediente médico está protegido por leyes estatales y federales, por lo que no se puede utilizar personal sin adiestramiento y que no esté autorizado o ligado a la institución donde se guarda el expediente.  Llamamos la atención para que se re-enfoque la oferta, ya que la demanda está en el potencial de crecimiento en los servicios que presta cada institución médica beneficiada por los casi $200 millones de dólares que asignó el Gobierno Federal para actualizar el sistema de la digitalización de los expedientes médicos.  Nosotros velaremos por la permanencia de nuestros empleados, esa es nuestra misión", terminó  a través de un comunicado de prensa.