control de armas

Biden permitirá a estados usar fondos del paquete de estímulo para combatir la violencia armada

Bajo el plan de Biden, los propios gobiernos locales serán los que deciden cómo utilizar los fondos federales.

Telemundo

WASHINGTON DC - El presidente Joe Biden presentó este miércoles un plan que consiste en cinco partes para combatir el aumento de la violencia armada en el país.

La medida llega después de varios tiroteos mortales en estados a ancho del país desde principios del 2021 y después de un año de la pandemia del coronavirus.

Más de Telemundopr.com

Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

"Es una estrategia para combatir la epidemia de la violencia con armas que hemos visto por demasiado tiempo en el país y que ha repuntado desde que comenzó la pandemia", dijo Biden durante la presentación de la estrategia desde la Casa Blanca.

"Hay cosas que sabemos que funcionan para reducir la violencia y la criminalidad. Es importante la revisión de expedientes durante la compra de un arma. Nadie necesita un arma que puede disparar hasta 100 proyectiles. Necesitamos programas para proteger a las comunidades y mantener a los vecindarios sin problemas", aseguró el presidente.

De acuerdo a la Casa Blanca, el plan será inicialmente financiado por fondos del último paquete de estímulo de $1.9 billones, promulgado por el mismo Biden en marzo.

Biden permitirá a gobiernos estatales y locales desviar hasta $350,000 millones de los fondos del paquete de estímulo para que puedan ellos tomar rápidas acciones, incluyendo contratar a más policías, invertir en nuevos tipos de entrenamiento policial y adquirir tecnología que permita a los agentes responder de manera más rápida a incidentes con armas de fuego.

Biden explicó que, por ejemplo, las ciudades que están enfrentando un repunte en la violencia armada podrán utilizar fondos del plan para contratar policías, para reforzar el control de sus comunidades, entre otras estrategias.

Además, los estados podrán invertir en programas educativos destinados a prevenir la violencia y dirigidos a aquellas comunidades que, por razones sociales y económicas, tienen más probabilidades de verse envueltas en sucesos con armas de fuego, ya sea como víctimas o como victimarios.

Un niño de 18 meses está entre los heridos.

Biden también anunció una política de "tolerancia cero" contra aquellos comerciantes de armas que están acreditados a nivel federal y que incumplen la ley, por ejemplo, vendiendo una pistola en el mercado negro.

"Estos mercaderes de la muerte están quebrantando la ley con fines de lucro. Están vendiendo armas que matan a personas inocentes y eso es inaceptable", aseguró. "Le vamos a hacer frente a esta situación. Habrá cero tolerancia para ellos".

También anunció medidas para ayudar a la reinserción social de presos con el argumento de que eso ayudará a reducir la criminalidad.

Específicamente, el gobierno de Biden tiene previsto dar ayuda de vivienda a algunos exreclusos y dar incentivos fiscales a empresas que contraten a un expreso en los primeros 12 meses de su salida de la cárcel.

Por último, el mandatario quiere usar parte del presupuesto del próximo año fiscal, que aún tiene que aprobar el Congreso, para que haya un agente especializado en armas de fuego en todos los departamentos de policía del país.

Aunque el plan dependerá de paquete de estímulo inicialmente, el presidente continuaría pidiendo al Congreso que invierta $5,000 millones en programas de intervención de violencia comunitaria, según un funcionario. 

LAS 5 PARTES DEL PLAN DE BIDEN CONTRA LA VIOLENCIA ARMADA

  1. Detener el flujo de armas utilizadas para cometer actos de violencia, incluso responsabilizando a los comerciantes licenciados por violaciones intencionales de la ley.
  2. Apoyar a la policía local con herramientas y recursos federales para ayudar a abordar los delitos violentos durante esta temporada de verano.
  3. Invertir en intervenciones basadas en pruebas para combatir la violencia comunitaria
  4. Ampliar programas de verano, las oportunidades de empleo, y otros servicios y apoyos para adolescentes y adultos jóvenes.
  5. Ayudar a las personas anteriormente encarceladas a reincorporarse con éxito a sus comunidades.
Contáctanos