Alarmante: objetos hallados en los cuerpos de niños